Arrancar con buen pie, una quimera en los últimos años

Ganar el primer partido de Liga es algo que se le lleva resistiendo al Betis en las últimas temporadas. Y es que no conoce la victoria en la jornada inaugural de la máxima categoría del fútbol español desde hace ya seis años.

Fue en la campaña 2012/2013, aquélla en la que consiguió la segunda mejor clasificación de la última década. Dirigidos por Pepe Mel, los verdiblancos viajaron al Viejo San Mamés para tratar de sumar los tres primeros puntos del curso. Con una espectacular pegada, clave aquel año para volver a Europa, se impusieron al conjunto bilbaíno por 3-5. Apenas superada la media hora del encuentro, ya ganaban 0-3 gracias a los tantos de Rubén Castro, Jorge Molina y de Beñat. Tras la reanudación todo cambió y el Athletic, exhibiendo esa garra que siempre ha caracterizado a los leones, logró la igualada con los goles de De Marcos y de Mikel San José, por partida doble. El Betis reaccionaría rápido a estos zarpazos y lo hizo dando dos veces en tan solo ocho minutos. De nuevo Jorge Molina y, posteriormente, Pozuelo serían los encargados de cerrar el marcador.

Desde aquella victoria en agosto de 2012, el cuadro de Heliópolis no ha sabido llevarse el gato al agua en la primera jornada de competición. Un empate y tres derrotas es su bagaje en estos encuentros. No obstante, todo sea dicho, éstas se han producido ante los dos ‘grandes’ del fútbol español. En la temporada 2013/2014, el Betis cayó por 2-1 en el Santiago Bernabéu y estuvo muy cerca de sacar algo positivo. Jorge Molina puso patas arriba el coliseo merengue a los 13 minutos de la contienda tras una gran jugada de Cedrick, que probablemente cuajó aquella noche su mejor partido como futbolista. Poco después, Benzema lograría la igualada y, finalmente, un jovencísimo Isco, a falta de cuatro minutos para el final, conseguiría la remontada.

En las últimas dos campañas, los verdiblancos han estrenado el curso en el Camp Nou y de ambos choques se han ido de vacío. En el primero de éstos encajaron un 6-2 que evidenciaba las carencias de un equipo que tendría hasta tres entrenadores distintos aquel curso y que dejaba a las primeras de cambio muy en entredicho la figura de Gustavo Poyet. Un tanto de Arda Turan, dos de Messi y tres de Luis Suárez noquearon a los verdiblancos, que aguantaron sobre la lona en condiciones óptimas apenas 36 minutos. Los goles verdiblancos fueron ambos fruto de Rubén Castro.

Hace un año, los verdiblancos también se fueron de vacío de la ciudad condal. Víctimas de un Barcelona que venía de caer en la Supercopa de España frente el Real Madrid, pagaron los platos rotos y sucumbieron ante su rival, que en tres minutos acabó con el encuentro. Tosca, en propia puerta, y Sergi Roberto, en el 36′ y el 39′, respectivamente, dejarían el encuentro prácticamente solventado antes del descanso. Justo antes del segundo gol culé, Sergio León tuvo el empate ante Ter Stegen, pero se durmió y Mascherano le rebañó el esférico sin darle opción a disparar.

En la jornada inicial de la temporada 2015/2016, por el contrario, el Betis logró un empate. Fue en el Benito Villamarín y lo hizo ante el Villarreal, uno de los rivales que mejor se le ha dado en casa en los últimos años. Roberto Soldado hizo el 0-1 superada la media hora de choque y, a falta de tres minutos, Rubén Castro aprovechaba un rechace y batía a Aréola para firmar las tablas.

Entre tanto, no obstante, los verdiblancos sí vencieron en el primer partido de la campaña 2014/2015, aunque fue en la división de Plata. Entrenados por un Julio Velázquez que sería destituido unos meses después, se imponían al Sabadell (2-3) en la Nova Creu Alta y ponían la primera piedra en su obligado reto de escapar del infierno de la Segunda División.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.