CONTRACRÓNICA| “Espectacular puesta en escena, terrible desenlace”

La primera de las lecturas que podemos hacer es que a los levantinistas les ha salido el partido redondo. Puerta a cero, y tres goles fuera de casa. Cerrojo defensivo, ayudas permanentes en defensa, aglomeración de jugadores tanto en el área como en el centro del campo y dejar que el rival, en este caso el Betis, tomase la posesión rotunda del esférico. Posiblemente el físico ha sido determinante en el resultado, sobre todo porque el juego del Betis ha ido de más a menos conforme pasaban los minutos, y el rival justo al contrario.

Buena puesta en escena del conjunto de Setién con una formación de 1-3-5-2, donde los tres centrales eran los encargados de sacar la pelota jugada con el apoyo de William Carvalho en el centro del campo. Laterales muy abiertos, con Canales y Guardado alternando en el apoyo a la salida de balón. Mencionar que a Boudebouz le ha costado encontrar su sitio a la hora de posicionarse para crear peligro, ya que era Canales el que ocupaba dicha demarcación en el campo a la hora de venir a recibir, aunque son dos jugadores de una gran calidad que seguramente con el devenir de los encuentros ganen en comunicación. A la hora de sacar el Levante de portería, el equipo bético pasaba a una formación de 1-3-3-4, apostando por la presión a la línea defensiva levantinista, para provocar el juego en largo, en el cual solían ganar los defensas béticos y a partir de ahí iniciar jugada.

dsc_6523El Levante sin embargo sólo incidía en la presión a la línea defensiva bética cuando Mandi se disponía a iniciar jugada, llegando a presionar en fases del encuentro hasta con 3 jugadores, lo que provocaba que el Betis iniciase juego a través de Feddal. La lectura del partido por parte del Levante pasó por el repliegue intensivo atrás y las rápidas salidas a la contra con Roger y Morales. Continuas interrupciones en el juego para que el Betis perdiese el ritmo del partido. Determinante junto con el marcador a favor el resto del partido. No estuvo listo el Betis a la hora de atacar los defectos del guardameta Oier, ya que concedió demasiados rechaces que no fueron aprovechados por los delanteros béticos.

La salida del campo de William Carvalho con el 0-2 hizo que el Betis perdiese esa solidez que da el portugués en el centro del campo cuando actúa como “ancla” del equipo. Aunque sí que es cierto que se noto impreciso en determinadas fases del encuentro. Acabó Setién con dos delanteros porque el partido se complicó, pero no se dio cuenta que posiblemente debió prescindir de uno de los centrales, o bien para incorporarlo al ataque y retrasar a Guardado, o bien cambiarlo por alguno de los integrantes del banquillo más ofensivo. Entre que el Betis ya no era ni preciso ni rápido con la circulación, y que el Levante se hacía más físico y correoso a la contra, llegó el 0-3 y se acabó el primer partido de la temporada.

Podríamos pensar que el dominio bético ha sido estéril, pero no. Si que es cierto que la efectividad estuvo en bando del levantinista, sobre todo haciendo hincapié en su solidez defensiva, pero si el Betis es capaz de someter a sus rivales como ha hecho en este partido, inclusive con una circulación más rápida (que quizás faltó por ser el primer partido y falte rodaje) pocos puntos se van a escapar al equipo de Setién en esta todavía ilusionante temporada.

 

Alejandro Fernández Franco

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.