OPINIÓN| Ni esquemas, ni estilo, ni jugadores… Actitud

El Betis tiene un problema. Y eso lo ven todos, tanto los que halagan como los que critican. Por que hay muchos que se desacen en elogios ante este Betis y eso hacía mucho tiempo que no pasaba, y muchos menos con fundamentos, pero tambien tiene detractores, algunos. Pues unos y otros ven que hay un problema. Un serio problema. Al equipo le cuesta una barbaridad hacer goles. Ni los delanteros ni los centrocampistas ni los defensas. Cinco goles en nueve jornadas, ocho si sumamos dos partidos de Europa League. Es un bagaje bastante malo, pero viendo el estado de forma de los delanteros verdiblancos es hasta entendible.

¿Solución? Los lunes están llenos de soluciones, Setién es el único que tiene la llave para revertir esta situación como ya hizo la temporada pasada. Seguramente tenga razón cuando dice que cambiar no serviría de nada porque hay bastantes posibilidades de que el cambio sea a peor y tires por tierra un estilo que te ha hecho asombrar a todo el mundo, provocar que te jueguen como si fueras un grande y que muchos jugadores quieran venir al Betis, jugadores impensables en años atrás. Hasta ahí bien. Él es el entrenador y sabe más que nosotros de ésto. Que ni cambiando el estilo, el esquema o los jugadores vas a poder jugar, rematar y acertar con facilidad cuando el otro equipo se mete al completo en su área. Pero hay algo que si puedes cambiar: la actitud de tus jugadores.

Peligrosamente, el Betis se está acostumbrando a tener que ir detrás en el marcador y que llegue el minuto 60 para entrar en el partido y remontar con épica. Remontar cuando remontas, porque no siempre pasa. Y la pregunta es: ¿Por qué no sale a ganar desde el primer minuto? ¿Por qué eso solo pasa ante Barça, Sevilla o Real Madrid? Es ese fútbol contemplativo, de hipotecarte al 1-0 y de madurar tanto que se acaba el partido y no has tirado a puerta lo que desespera a la gente y pide explicaciones y cambios de sistema y estilo. Al bético es muy fácil complacerlo, incluso perdiendo puede que se vaya a su casa contento. Pero no vale cualquier derrota y la de ayer colmó el vaso de la paciencia, al menos en este tramo de la temporada. Por que los rivales se seguirán encerrando, el Betis seguirá teniendo el 60% de la posesión y llegará 20 veces más al área que el contrario, pero con un punto más de actitud, ganas y raza por defender tu estadio, el centro saldrá mejor, el pase será más certero y el disparo irá mejor colocado. Juegue el rival como juegue.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.