OPINIÓN| ¿Y a Serra Ferrer quién le pide explicaciones?

Que sí. Que este equipo debería tener más puntos que los que tiene. Hasta ahí todos de acuerdo. El desembolso del pasado verano debe dar más frutos en forma de goles y puntos, pero en parte no ha sido más que otra mentira, otra de esas que el bético mismo crea y el mismo se lo come. Porque que se estén metiendo tan pocos goles pillará de sorpresa a mucha gente, pero a mi no. Quién me haya leido o escuchado de un tiempo a esta parte sabrá que ya avisé de que confiar en una delantera formada por un treinteañero que el año pasado vivió de la ilusión de regresar al equipo de su vida y que el mayor mérito de su carrera había sido meter once goles con un descendido Osasuna, era un riesgo; que seguir estirando el chicle de un delantero paraguayo que cuando no está lesionado simplemente no está, era un riesgo; y que apostar por un chaval que el año pasado estaba en Segunda B para un proyecto de esta magnitud, era un riesgo. Y sí, los goles en el futbol se traducen en millones, pero ahí es donde está la labor de la dirección deportiva.

Por otro lado, que en verano, desde el día que Durmisi se marcha traspasado a la Lazio, el Betis busque un carrilero zurdo y que no acabe viniendo nadie es para llamar con fuerza a la puerta oportuna del Villamarín. Tapar esa carencia con Tello era una temeridad, porque ni es carrilero, ni ha jugado nunca ahí por mucho que diga o le digan. Es un parche que al final no te soluciona nada, por que los mejores partidos de la temporada han sido con Tello en el carrilero, pero en el diestro. En el diestro porque Francis tampoco lo es. Un canterano que lleva apenas media hora en la élite, que tuvo que reconvertirse en un derbi aprobando con nota, pero que también está fuera de sitio, además de la baja calidad que está demostrando esta temporada, con una excesiva confianza de su entrenador. Así tiene que estar Barragán.

La situación actual del Betis es fruto de que ha dado la cara una insuficiente planificación deportiva, hipotecando tres competiciones a una plantilla corta a la que hay que sumarle jugadores muy por debajo de su nivel, como Feddal, Barragán, Boudebouz, Inuí, Sergio León, Sanabria; y si a lo escaso del plantel le sumas que hasta seis jugadores no te sirven de nada y le estás buscando salida en enero, pues apaga y vámonos. Es hora de mirar a Serra Ferrer y perdirle explicaciones. No es intocable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.