En octavos de Copa tres años después

Este año sí. El Betis ha superado la barrera de los dieciseisavos y estará en el sorteo de octavos que se celebrará el próximo jueves 13 de diciembre a las 16:00 horas.

No le estaban saliendo nada bien las cosas a los verdiblancos en las últimas campañas de la Copa del Rey. Y es que no se colaba entre los dieciseis mejores equipos de esta competición desde la temporada 2015/16, todavía con Pepe Mel en el banquillo, cuando eliminó al Sporting tras vencer 2-0 en el Benito Villamarín, con goles de Vadillo y Vargas, y empatar a tres tantos en el encuentro de vuelta disputado en El Molinón gracias a un doblete de Ricky Van Wolfswinkel y a una diana de Cejudo. Luego, eso sí, en octavos, el Betis cayó de la forma más estrepitosa ante el eterno rival sumido en una nefasta racha de resultados que se llevó consigo al técnico madrileño.

Desde aquel curso, el Betis había sido eliminado en dos ocasiones en dieciseisavos y en ambas dejando escapar la ventaja de la que disfrutó tras el partido de ida. En la campaña 2016/17, bajo las órdenes de Víctor Sánchez del Amo, los heliopolitanos recibieron primero al Deportivo en el Villamarín y se llevaron el gato al agua gracias al solitario tanto de Tonny Sanabria. Sin embargo, el cuadro herculino le daría la vuelta a la eliminatoria y se impondría por 3-1. Arribas, Luisinho y Ryan Babel hicieron los goles locales y acercaron al Deportivo a los octavos. Luego Piccini acortaría distancias y le pondría emoción al encuentro, pero no bastaría para que los verdiblancos obtuvieran el billete para la siguiente fase.

En el pasado curso los verdiblancos perpetraron una de las páginas más esperpénticas de su reciente historia. Tras vencer al Cádiz en el Ramón de Carranza por 1-2 gracias a un doblete de Sergio León, todo hacía indicar que el Betis estaría en octavos y de forma cómoda. Nada más lejos de la realidad. El submarino amarillo proporcionó un duro correctivo a los de Setién, demostrando que los encuentros se ganan en el campo de batalla y no antes de jugarlos. La tremenda fragilidad defensiva que por aquel entonces solía mostrar el Betis en la mayoría de los encuentros permitió al Cádiz asaltar el feudo heliopolitano con una sonrojante ‘manita’ que hizo saltar todas las voces de alarma y que puso al técnico cántabro en el ojo del huracán. David Barral; Dani Romera, en dos ocasiones; Aitor García, de penalti; y Kecojević hicieron posible la clasificación cadista a octavos de final. Para los verdiblancos marcaron Boudebouz y Tello, por partida doble.

No cabe duda que el Betis ha aprendido de estos errores y ayer no dio lugar a la sorpresa a pesar del digno encuentro que protagonizó el Racing. Toca esperar ahora al sorteo de octavos para conocer el que será el oponente de los verdiblancos en esta ronda del torneo del KO. Al ser puro, cualquiera de los conjuntos clasificados podrían enfrentarse a los de Quique Setién. Entre los quince posibles rivales se encuentran catorce equipos de la máxima categoría (Getafe, Valencia, Leganés, Espanyol, Atlético, Girona, Real Sociedad, Sevilla, Villarreal, Barcelona, Valladolid, Levante, Real Madrid y Athletic) y el Sporting, el único superviviente de Segunda División.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.