CONTRACRÓNICA| Vuelta de tuerca

Acaba la primera vuelta con uno de esos partidos “que le ponen precio al carné de temporada”, y que no dejo indiferente a ninguno de los que estábamos en el Benito Villamarín. En la previa de este partido algunos nos quedábamos incrédulos con las alineaciones que sacaron los entrenadores de ambos equipos. Me llegan a decir hace un mes que iba a ver al Madrid con defensa de 3 y al Betis volviendo a la de 4 y no me lo creo. Pero esa cuestión hizo que viésemos a estos dos equipos con casi los papeles intercambiados.

La batuta del partido la comenzó llevando el Betis, amén de la presión que ejercía el Real Madrid con su línea atacante y los laterales (reconvertidos a carrileros para la ocasión).  El Betis, cómodo en el riesgo de sacar la pelota, no encontró verdadera oposición en esa faceta y si en aguantar el contragolpe de los merengues tras recuperación. Fruto de ello llega el 0-1 de Modric, disparó desde la frontal del area mal defendido por el equipo verdiblanco. El principal handicap de volver al sistema de defensa de 4 (2 centrales) es la transición ATAQ-DEF que tan bien trabajada tenía Setién y que convertía al Betis en un equipo muy difícil de sorprender.  La primera en la frente. En el contraataque del 0-1 vemos descolgados a 3 jugadores que debieron cubrir esa carencia que aportaba el equipo tras el cambio de sistema. Que no son otros que los tres jugadores que se encargan de la tarea de elaborar crear peligro en área rival y de dar el último pase. Tanto Joaquín, como Lo Celso y Canales quedaron fuera de esa jugada que en circunstancias normales, con el sistema anterior el Betis actuaba superioridad defensiva. Esto no es una crítica a Setien, es más una manera de valorar las capacidades que se tenían con el sistema de 3 centrales.

El Real Madrid pudo “matar” el partido a la contra, ya que los errores en transición no eran solventados. Por otro lado el juego en ataque si que brindaba mucha más solvencia, que no operancia. Y digo esto porque el Betis no tiro a puerta en toda la primera parte. En la segunda parte el Betis sometió al Madrid que acabó replegado en zona de 3/4 a esperas de salir al contragolpe (ya sin Benzema en el campo). Bastantes combinaciones en zona de creación y entradas por bandas tanto de Francis por la izquierda como Barragán por la derecha. Muy acertados ambos en la faceta defensiva. Se mereció el Betis el empate, que llegó gracias a un pase entre líneas de Lo Celso a Canales, que definió por abajo ante Keylor Navas.  Jugada no exenta de polémica, solventada por el VAR.

Varios apuntes individuales que podríamos hacer, positivos, como es el de Lo Celso. Cada vez que la toca, crea peligro. Se zafa de su marcaje individual que le hacía Valverde con un simple movimiento. Es un magnifico jugador. Y como apunte negativo tenemos dos, Sanabria y Joaquín. En el “9” no hay confianza. Pero no por parte de la grada. Personalmente creo que no se le puede achacar que no trabaje para el equipo. Crea espacios y se zafa con los defensas, pero sus propios compañeros no le dan la oportunidad de dejarlo solo delante del contrario o de buscarlo como referencia para descongestionar el juego. Por otro lado el portuense se quedó sin gasolina a partir del minuto 75 y provocó la pérdida que originó la magistral falta lanzada por el ex canterano verdiblanco Dani Ceballos. La victoria se la llevo posiblemente el peor Real Madrid que yo recuerde ante el mejor Betis (por plantilla en ambos casos) de los últimos años.

Preocupante racha la verdiblanca con un 1 de 9 contra rivales que no su de “su liga”.

 

Alejandro Fernández Franco

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.