Setién, la clave para un derbi de pasión

El controvertido entrenador verdiblanco se enfrentará a su cuarto derbi sevillano. Este podría ser el último, pues muchas son las voces que lo sitúan fuera del feudo verdiblanco la próxima temporada ; o puede ser uno más para añadir a la lista personal de Quique Setién, donde no hay sitio, por ahora, para las derrotas.

El santanderino aterrizó en el Villamarín hace apenas un año y medio. Desde entonces el equipo ha sufrido una exponencial evolución hacia alcanzar la gloria bética, o descender hasta las más profundas tinieblas. La irregularidad ha caracterizado esta etapa de Setién al frente del barco bético. Siempre ha sido fiel a un juego, una idea, y unos jugadores, pero la afición nunca la ha tenido siempre consigo. Quizá es injusto o quizá sea solo fútbol, pero cuando los resultados no acompañan a la idea de juego, el juicio al que se somete es cada vez más amplio. Aun así, a pesar de cierto descontento, Quique Setién sí ha conseguido mantener una regularidad que mantiene satisfechos a los béticos, y es, nada más y nada menos, que enlazar tres partidos sin conocer la derrota ante el eterno rival, el Sevilla FC.

Para los anales de la historia de los derbis quedará el primer partido que disputó Setién como entrenador del Real Betis ante el Sevilla. Aquel 3-5 en Nervión fue todo un regalo de reyes para la afición bética. No solo por el resultado, sino por el juego mostrado, la superioridad, y lo que fue el despegue de un equipo ilusionante. Fabián , Feddal , Sergio León, Tello y Durmisi fueron los autores de los goles que aquella noche iluminaron la ciudad de verde.

El segundo derbi se disputó en el Villamarín, ya con Montella destituido y con el siempre polémico Caparrós a los mandos del Sevilla. El resultado del partido fue de empate a dos. Aquel partido no sirvió más que para dos cuestiones: la primera, el primer gol de un Marc Bartra colosal con la camiseta verdiblanca; la segunda, para acercar más al Real Betis a un objetivo casi tangible, la clasificación europea. 

Por último, el tercer y último derbi se disputó en la tercera jornada de la presente campaña. En él se rompió la mala racha del Real Betis ante el máximo rival en casa. Tras doce años donde los béticos no pudieron celebrar una victoria al máximo rival en su campo, Joaquín, a centro de Mandi, cabeceaba para marcar el único y decisivo gol del partido.

Con estos tres derbis en el bolsillo se presenta Quique Setién esta noche en Nervión, intentando dar un golpe sobre la mesa y no descolgarse de la lucha europea. Si consigue ganar o empatar, es decir, si no pierde, será el primer técnico en la historia de Betis y Sevilla, que consigue no perder ninguno de sus cuatro primeros derbis. La suerte está echada; y responde a nombre de Setién.

Un comentario sobre “Setién, la clave para un derbi de pasión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.