¿Qué es el famoso Big Data?

El mundo del futbol está en proceso evolutivo y cada vez se utilizan mas herramientas para intentar lograr el éxito deportivo. Lejos quedan aquellos años donde el entrenador era “el jefe del vestuario” y la persona que no solo decidía los entrenamientos que realizar y las alineaciones de los partidos, sino que también era el encargado de decidir sobre los días de entrenamientos, los descansos de los futbolistas, las rutinas del partido o la alimentación del deportista, etc. Debemos tener en cuenta también que por aquel entonces el control sobre el futbolista era menos acotado, y lo que realmente importaba era el resultado final.

La evolución hasta los tiempos de hoy es bastante notable y más si consideramos que ahora el entrenador no es el único que se enfrenta a la toma de decisiones. No solo está el segundo entrenador en determinados cuerpos técnicos, sino que se han ido creando determinados departamentos internos de decisión donde impera un especialista. Preparador físico, entrenador de porteros, entrenador técnico/táctico, analistas de jugadas a balón parado, analistas del rival; y hasta la misma Dirección Deportiva se hace cargo de un determinado papel en cuanto a las sinergias que se deban dar con la confección de la plantilla.

Esto mismo nos sirve de prólogo de lo que viene a continuación, que no es ni más ni menos que una mera información sobre el Big Data, para qué sirve, y sobre todo como lo utilizan los clubes deportivos para conseguir una decisión futura lo más eficaz y eficientemente posible.

Al Big Data podemos definirlo como una enorme fuente de datos tomados sobre determinadas variables, que en este caso son los jugadores de futbol, sobre los que se generan resultados a raíz de los criterios que se quieran encontrar. Se puede decir que es una base de datos donde el club tiene la facilidad de encontrar más fácilmente lo que busca en un determinado futbolista. Los parámetros los elige la demanda, es decir, un determinado club puede tener una carencia en la delantera, y para ello la herramienta te dará todos los delanteros disponibles sobre un determinado perfil y con las características especificas que el encargado de la búsqueda considere mejor para su equipo. Igual todos los futboleros que lean dicho articulo se les venga a la mente la herramienta que se utilizaba en la búsqueda de jugadores realizada en determinados juegos de videoconsolas de futbol para buscar jugadores en la plantilla cuando eras el Manager. Pues básicamente consiste en eso, en realizar una criba completa para elegir bien a un determinado jugador con sus determinadas características.

Los datos se utilizan en conveniencia para jugadores de un mismo perfil, o que tienen una manera muy similar de juego, con los baremos que no solo proporciona la máquina, sino que son elegidos por la persona que realiza la búsqueda. Pero su utilización no solo queda ahí, esta herramienta también se puede utilizar para el análisis del juego. El Scouting Deportivo lo utiliza para analizar a los rivales a la hora de realizar comprobaciones sobre la manera de juego del rival, de manera conjunta (sobre el equipo) o individual (sobre los jugadores o determinadas posiciones del terreno de juego).

Hasta aquí toda la información sobre esta herramienta que ha entrado con peso en el departamento de análisis de los clubes. Partimos de la base que no deja de ser “una maquina de datos” la cual hay que saber como utilizar. Aquí empieza el “ojo clínico” que hay que tener en el mundo del futbol, donde todos sabemos que las matemáticas no son exactas.

Recuerdo una charla en el curso de “Scouting y Dirección Deportiva” en el C.E.D.I.F.A. realizada por Joaquín Caparrós, donde exponía la maravillosa herramienta que tenían ante si los clubes de futbol, pero que él personalmente seguía defendiendo que no solo nos podemos guiar de los datos, también hay que tener conocimientos en la materia para saber qué determinados futbolistas pueden adaptarse en los clubes o si pueden encajar en la idiosincrasia de los mismos. Un claro ejemplo de esto fue la salida de Nolito en el Celta de Vigo, donde el club vigués encontró en Sofiane Boufal al mejor sustituto posible para cubrir la marcha de uno de sus principales jugadores y buscó por sus parámetros de juego a un jugador similar. La herramienta acertó en su búsqueda al 100% ya que encontramos a dos extremos zurdos que juegan a pierna cambiada y que son especialistas en el desborde y disparo. Sin embargo, el rendimiento obtenido por el jugador francés queda en evidencia en comparación con el jugador español. Esto no quiere decir que la herramienta no sirva, simplemente hay que dejar muy claro que en el mundo del futbol nada es predecible con exactitud y que no siempre se dan los resultados esperados.

Como conclusión dejar claro que es una gran herramienta que te permite realizar una gran criba a la hora de seleccionar jugadores con unos parámetros deseados, pero que a su vez hay que saber bien como elegir a los futbolistas en dependencia de las condiciones que se expongan en el mercado de futbol.

 

Alejandro Fernández Franco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.