e5e57c0f1b43ffde586eb385e3d18ed0

CRÓNICA| Real Betis 1-2 Sevilla FC: Entre sus defectos y los defectos del VAR

Decían hace algo más de un año los eruditos que comandan “la mejor Liga del mundo” que con el VAR el fútbol iba a ser más justo y los errores groseros de los árbitros se iban a acabar. Pero la realidad es que un derbi, el gran derbi, uno de los partidos más importantes de la temporada se ha decidido (entre otras muchas cosas) por un penalti por un codazo de Fernando a Joaquín dentro del área y que ni Hernández Hérnandez ni el VAR han querido ver. Tiene delito.

En lo méramente deportivo, el Betis volvió a ser ese equipo que incongruentemente juega al unocerismo con 23 goles encajados y haciendo aguas en defensa, con jugadores como Canales, Guardado, Fekir y Loren corriendo detrás del rival, sin ser protagonista, encerrado atrás, temeroso, y en su propio campo. Así es imposible ganar un solo partido a no ser que se obre un milagro, como ante el Celta. El Sevilla FC de Lopetegui tuvo eso, a Lopetegui, un entrenador que supo aprovechar sus virtudes y los defectos del Betis. Se adelantó el Sevilla con gol de un Ocampos desatado cazando un balón muerto en el área rodeado de hasta siete jugadores béticos. El Sevilla comandó el partido, olió sangre y pudo haber matado el partido antes de la primera media hora, pero el Betis se sacudió, dejó atrás sus peores momentos del encuentro y fue capaz de tener algo la pelota, o al menos, de hacer que lloviera menos. Fue capaz de llegar al área con una volea de Fekir que se marchó alta y al filo del descanso Loren aprovechó un cabezazo de Emerson para fusilar a Vaclik en área pequeña. Empataba el Betis y partido nuevo. Incluso pudo adelantarse antes del descanso con un cabezazo de Álex Moreno al segundo palo que quedó manso para el guardameta checo.

Tras el descanso, el Betis pareció salir a algo distinto y el Sevilla mostró su cara más ramplona, jugando al trantran, lo suficiente para un Betis que o no sabía o no podía. Abusaron los de Rubi de los balones sacados desde atrás pero sin ser capaces de encontrar a Canales y mucho menos a Fekir, muy desaparecido entre el antifubol de los béticos. Eso sí, hubo momentos en los que los verdiblancos maniatarón a los sevillistas, con sus jugadores clave muy desaparecidos. Pero el premio lo encontraron en una jugada aislada en la que Banega filtra un balón a De Jong y este la clava ajustada al palo. El VAR ratificó el gol después de tirar la línea ajustada del fuera de juego. El gol le sentó muy mal al Betis y como agua clara a un Sevilla que supo marcar muy bien los tiempos aunque arriesgando en meterse atrás, dando oportunidades a un Betis que con la entrada de Joaquín, Tello y Borja Iglesias se volcó, llegando a salvar Vaclic el empate tras un remate a quemarropa de Álex Moreno que increiblemente salvó el portero.

Entonces, la polémica. Centro desde la banda que Joaquín salta junto a Fernando y éste golpea con el codo en la cada al portuense. La jugada sigue y otro centro de Tello es repelido por una mano de Franco Vázquez dentro del área que el VAR tampoco quiso admitir como penalti, aunque ese sí era más discutible por lo pegada que la tenía al cuerpo. Lo incomprensible es como no revisó o no decretó penalti el citado codazo, que además sería la segunda amarilla a Fernando con más de veinte minutos por delante. Unos minutos más tarde, otra patada dentro del área a Fekir que acaba con el francés en el suelo y con el árbitro sin decretar nada.

De ahí al final, poco. Al Betis le entró el bajón después del robo y por un momento apunto estuvo el Sevilla de quedarse con la pelota y dar la puntilla, haciendo a los béticos correr y terminar el partido sin olerla, pero Lopetegui metió a su equipo atrás de nuevo y dejó la moneda en el aire a que una jugada aislada significara el empate, pero no fue así.

El Betis vuelve a perder, Rubi vuelve a quedar señalado y el arbitraje sigue a lo suyo. Ahora quedan 15 días para reflexionar y tomar decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.