Alex Moreno

ANÁLISIS | Rubi y su remodelación en la medular verdiblanca

En un escenario reducido, en ambiente hostil y un terreno de juego en malas condiciones, el Real Betis ha fundamentado el dominio del encuentro en la posesión del balón. Un partido más, los verdiblancos demostraron que, cuando son capaces de dominar la posesión del balón, el 4-3-3 es su mejor aliado.

Con Edgar en la posición de pivote, Canales y Aleñá (ambos interiores) se pueden permitir situarse a mayor altura en el césped. Continuamente escalonados, Rubi ha encontrado en la dupla Canales-Aleñá, una razón más que válida para seguir apostando por ellos. Ambos jugadores se encuentran de manera continua, se asocian y conducen de forma peligrosa y vertical hacia la portería rival. Obviamente, el conjunto verdiblanco estaba teniendo problemas en salida de balón y en la creación de juego interior, fundamentando cada ataque en ambos carrileros. Aleñá ofrece un cambio drástico a los planes de Rubi: su capacidad de romper líneas recibiendo y pasando, es única en la plantilla.

En un partido discreto por parte de Tello y Lainez, el equipo supo crear peligro sin utilizar, en exceso, los carriles exteriores. Para ello, ha sido fundamental Edgar. El catalán, una vez más, estuvo a un excelente nivel; la inteligencia en la colocación y en el cuándo y cómo robar que posee el canterano bético, es fundamental para desempeñar la función que tiene en el césped. Con Edgar en la posición de pivote, pudimos ver a un Marc Bartra más sosegado a la hora de ejercer la salida de balón y potenciando su mayor virtud: conducir y dividir hasta dar el pase que deshaga la primera línea de presión.

A pesar de desarrollar un partido espléndido en salida de balón y rotura de líneas rivales, el conjunto de Heliópolis echó en falta un punto de verticalidad y calidad en 3/4 de cancha, siendo éstas, las consecuencias del discreto encuentro realizado por Cristian Tello y Diego Lainez. Esta calidad, lógicamente, la ofrece Nabil Fekir, que con Canales y Aleñá en su retaguardia, obtendrá mayor cercanía a portería contraria y por tanto, mayor protagonismo.

Defensivamente, estuvo ordenado, comprometido y sólido, en un encuentro en el que a veces se peca de dejadez y exceso de comodidad. Presionando muy arriba la salida de balón rival y saliendo vencedor en la mayor parte de segundas jugadas disputadas, el equipo no dejó ninguna posibilidad de encajar gol en largas fases de la contienda. Sin duda, el gol de Loren al empezar el segundo tiempo, dejó KO a un Club Portugalete que se vio superado y dominado desde el comienzo.

La dupla Aleñá-Canales es la mejor noticia para un Real Betis que podría seguir apostando por un esquema similar frente a la Real Sociedad tras las bajas sufridas la jornada pasada. El dominio de la posesión del balón a través del Aleñá-Canales, la recuperación tras pérdida con Edgar como máximo exponente y el acierto de cara a puerta fueron las bazas fundamentales de un equipo que deja claro que va a ir con todo a por la Copa del Rey.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.