Síguenos en redes

Busca lo que quieras

Firmas

Cordón y el nacimiento de la magia

Antonio Cordón fue el protagonista del programa radiofónico "La Jugada de Sevilla" | Canal Sur Radio

“Ha hecho lo que ha podido”. Ese es el argumento más esgrimido por los defensores de Antonio Cordón, el nuevo director deportivo del Real Betis, a la hora de valorar su gestión. No obstante, que la afirmación sea cierta no implica que haya que aceptarla de forma incondicional. Más aún, si después se corona con un “No se le puede pedir más”. Porque por ahí, querido lector, me niego a pasar.

En este punto, a muchos ya les importará poco mi opinión y el debate girará en torno a si soy lo suficientemente crítico como para integrarme en el colectivo de los exigentes. Si, por el contrario, eres de los que rehúye esas clasificaciones tan simplistas, te mereces una explicación. Y la vas a tener. Así que pasa, ponte cómodo y sé bienvenido. Estás en tu casa: Nahuel y diez más.

Cordón se embarcó en el proyecto del Betis hará ya dos meses. Y lo hizo, en medio de una expectación pocas veces vista en la entidad verdiblanca cuando de un director deportivo se trataba. Enseguida, el extremeño se ganó el favor de los sectores tradicionalmente más conformistas, en parte porque su discurso, aunque ciertamente vacío de contenido, era muy fácil de entender. “Hombres y no nombres” es el leitmotiv, pero el ex del Villarreal y Mónaco entre otros también ha insistido en otras ideas como, en resumen, que la labor de un secretario técnico no sólo se reduce a fichar y vender jugadores.

Probablemente sea verdad, pero es de ingenuos creer que no se le va a valorar por eso. Si existe cierto consenso en torno a la idea de que Monchi -precisamente, su homólogo en el máximo rival- es uno de los directores deportivos más influyentes del país, no es tanto por aparecer en las fotos de los entrenamientos, sino por descubrir para el gran público a Baptista, Koundé, Kanouté o Dani Alves. Es más, si los béticos fantasearon con la llegada de Cordón, es por su papel en la creación del mejor Villarreal de la historia o porque tuvo mucho que ver en la explosión de un tal Kylian Mbappé.

Con las trece barras, en cambio, el bagaje se limita a Montoya, Víctor Ruiz y Miranda. No incluyo a Claudio Bravo, ni a Manuel Pellegrini (indudablemente, las dos notas más positivas del verano verdiblanco), porque ya habían sido presentados cuando el pacense aterrizó en el Villamarín. De entrada, ninguno de los tres parece mejorar a sus competidores por el puesto. No es que sea algo necesariamente malo, puesto que no hay por qué ver un problema en fortalecer el dichoso fondo de armario, pero suena insuficiente si pensamos que el equipo no ha incorporado ningún titular (insistimos en la excepción del chileno Bravo) después de finalizar en la décimo-quinta posición.

¿Que no hay dinero? De acuerdo. ¿Que Cordón no puede hacer más? Tal vez. ¿Pero cuál es entonces su valor diferencial? Si a un equipo le falta gol, contratas a un delantero de primer nivel para que solucione dicha carencia. Y si no lo consigue, no puedes justificar el error, precisamente, con un “Es que el equipo no tiene gol”. Mire usted, para eso justo se le trajo. Si seguimos a cero todos los partidos, algo de culpa tendrá. Y así lo veo en el caso de Cordón. No se le puede pedir que agite una varita y nazca la magia, pero la realidad es que el extremeño tampoco ha dejado detalle alguno que invite a pensar en que no es un secretario técnico más. Que oye, ya les gustaría a algunos del pasado más reciente (no lo niego), pero es que el sueldo de Cordón es millonario. Algo se le podrá y deberá exigir.

Hay quién defiende su gestión amparándose en que ha sido capaz de mantener a los mejores futbolistas de una plantilla que, incuestionablemente, rindió por debajo de sus capacidades en la temporada pasada. Sin embargo, al mismo tiempo, desde el club se han lanzado dos mensajes contradictorios: que Pellegrini no quiso prescindir de nadie y que las ofertas que llegaron por los Fekir, Loren y compañía no fueron satisfactorias para las pretensiones económicas de los directivos verdiblancos. Resulta, por tanto, un logro muy poco meritorio para la ficha de Cordón, máxime si tenemos en cuenta que en los últimos días se publicaba que el club necesitará liberar masa salarial antes del cierre de la campaña.

En definitiva, sería un tanto injusto dudar del nuevo director deportivo verdiblanco por su trabajo en un escenario tan particular como el que nos afecta, si bien, cómo -no- diría el gran Joaquín Sabina, no sobran los motivos para la euforia. Al menos en lo referente a los fichajes, porque a nivel de juego y resultados, Pellegrini (a quién tampoco le han agasajado con regalos, vaya por delante) sí ha sido capaz de apañarse con lo que tenía y cambiar por completo la imagen de un equipo que deambulaba entre la tristeza más absoluta.

Escrito por

Periodista. De los que antes llevan micrófono y libreta, y ahora comunicación corporativa. Bético, sarcástico y otras esdrújulas igualmente reprochables.

Comentarios
Podcast Estilo Betis de Onda Bética

Facebook

Más noticias

Noticias

Mientras que el Betis tantea a Pedrosa y Martín para las bandas, se va descartando cada vez más la posible vuelta de Pedraza.

Noticias

El jugador de Olivares está muy cerca de volver al club donde se desarrolló desde su infancia gracias a una cesión de dos años.

Noticias

Tras el ascenso de Elche, Cádiz y Huesca a Primera División, el gaditano deja de ser el jugador más curtido de la categoría.

Noticias

Rui Silva, principal objetivo del Real Betis para reforzar la portería verdiblanca, se aleja después de que no fructificasen las negociaciones con el Granada...